miércoles, 13 de abril de 2011

RECETA: ARROZ DE BOGAVANTE


Por una vez, y sin que sirva de precedente, (al menos de momento), voy a subir una receta ajena y copiada tal cual a este blog.

No, no se trata de un plagio, fenómeno habitual que con razón, tanto nos cabrea a los que en el ciber espacio curramos fotos y recetas para luego verlas sorprendentemente aparecer en bitácoras ajenas como si fuesen propias. No, no es eso.

Se trata de que mi amigo Nacho me ha regalado una estupenda receta de Arroz con Bogavante, o como se denomina en su tierra de adopción: Bogatrón.

Como además ha incluido foto del homenaje resultante e ilustrativos comentarios de su propia cosecha, honestamente creo que semejante dispendio merece pasar a mejor vida, siempre que por mejor vida entendamos este soporte y no el del efímero facebook, que es a donde en realidad me envió este regalo.

Así que sin más, (y sin menos), porque la receta está para quitarse el sombrero y aflojarse alguna que otra cosilla más, procedo a hacerle los honores a Nacho como Dios manda, subiendo aquí foto y palabras textuales.

Y hagan suya esta receta con toda confianza, como si fuese mía propia.

Y como digo siempre...(Aunque hoy no se porque me ha dado por la 2ª persona del plural)....

¡¡Ya me contarán!!!.



ARROZ DE BOGAVANTE: BOGATRÓN


Previo:

Tener preparada una Cervecita bien fría para el cocinero. Indispensable.


Bogavante:

Meterse un lingotazo de Whisky antes de asesinar 2 bogavantes de 1/2 kilo troceados en toros y la cabeza cortada a la mitad longitudinalmente.

Dorar ligeramente en aceite virgen con la punta de una cayena. Reservar.


Para el caldo:

1 cebolla, 2 zanahorias, laurel, ajo y a pochar en aceite virgen.

Luego le eché un toro de congrio troceado (era lo que tenía) y 6 langostinos (partidos en dos a la altura de la cabeza), remover, sal y agua.

Hervir, desespumar, y dejar hiviendo un rato.

Colar y reservar.


Para el arroz:

Hidratar pimiento choricero. Cebolla picada, ajo en láminas, callena y sal.

Pochar en el aceite en el que doramos los bogavantes.

Incorporar los líquidos de trocear el bicho. Pimentón dulce, remover y hechar tomate natural triturado (utilicé uno de bote, 300 cltrs),la pulpa del pimiento choricero y hebras de azafrán previamente calentado. Remover bien.

Añadir un generoso chodretón (..hics!) de brandy del güeno ( ..hics!). Dejar calentar y flambear (..si puedes. Yo conseguí flambear una esquina durante 2 segs.).

¡¡Ahí vamos!!: Añadimos una taza de arroz booooooooommbaa y mezclamos bien. 4 tazas del caldo y los trozos del bicho (también le eché las colas de los langostinos del caldo porque no las iba a tirar, vamos digo yo).

Fuego mediano. Nos secamos las lágrimas.

Apuramos la cervecita mientras vigilamos inquisidoramente el arroz (unos 20 mins) que nos dirá cuando está listo el tema. Nunca dejar que se consuma el líquido.

Servir inmediatamente entre besos, vítores y aplausos.

Degustar relajadamente acompañado de un buen vino blanco.

Aceptar educadamente las diversas proposiciones que sin duda nos harán tras la degustación.
Related Posts with Thumbnails